Pasa tu piel a limpio
 
Dale un cambio radical a tu rutina de cuidado facial con nuestra guía para una limpieza perfecta…

Una limpieza profunda es la base de toda buena rutina facial. Si no estás limpiando tu cara adecuadamente es probable que termines con una piel apagada, sensible y con imperfecciones. Y lo peor es que no conseguirás que los productos que te apliques después, como la hidratante o el maquillaje, funcionen adecuadamente.

El doctor Adam Friedmann, dermatólogo de la Clínica Dermatológica de Harley Street, explica: “Cuando limpias tu piel estás eliminando queratina muerta, grasa y suciedad de la superficie. Destapas los poros y ayudas a prevenir puntos negros, piel grasa y algunos problemas como la dermatitis.”



Dentro de la piel
La experta en belleza y facialista Caroline Hirons, de carolinehirons.com, cree que la limpieza es el pilar de una buena rutina facial. Dice: “La limpieza es indispensable cuando hablamos de una buena rutina facial. Necesitas limpiar tanto por la mañana como por la noche y usar más que una toallita desmaquillante: éstas no eliminan suficiente suciedad y contienen ingredientes que causan sequedad y granitos.”

Empieza por elegir productos delicados para tu cara. Una limpieza suave pero profunda es la clave; cuando termines, tu piel debería sentirse suave y lisa, nunca tirante, irritada o seca. Puede que usar un solo producto te funcione genial, o que necesites cambiar entre un bálsamo, un jabón y una limpiadora facial y corporal, dependiendo del momento del día, de la época del año o de la sensación que tienes en tu piel.

A primera hora
Empezar al día lavándote la cara es la mejor forma de hacerlo. Caroline explica que “cuando te despiertas tienes residuos grasos sobre tu piel que han ido acumulándose a lo largo de toda la noche. Una limpieza delicada te ayuda a preparar tu piel para comenzar bien el día. No esperes hasta última hora para lavarte; hazlo por la mañana y por la noche.
Si dispones de poco tiempo podrías usar una limpiadora de cara y cuerpo en la ducha como Angels On Bare Skin. Contiene aceite de lavanda y absoluto de rosa para calmar la piel, y caolín para absorber la grasa y la suciedad. Como alternativa, puedes probar el limpiador 9 to 5, que lleva una mezcla de aceites esenciales para iluminar la piel; puedes usarlo en cualquier momento, en cualquier lugar.

La limpieza
Limpiar la piel adecuadamente toma su tiempo, así que no esperes hasta que tengas que irte a la cama para lavarte. Si vas a quedarte en casa, hazte una limpieza profunda prontito por la noche, cuando aún tienes tiempo y ganas de hacerlo bien.
Un limpiador en bálsamo como Ultrabland te retirará el maquillaje y no necesitarás usar desmaquillante de ojos. Utilizando las yemas de los dedos, masajea el limpiador en la piel aún seca usando movimientos cortos en dirección ascendente; esto estimula la circulación, reduce la inflamación y tonifica los músculos faciales. Por último, retíralo usando un paño de algodón húmedo para una pequeña exfoliación, o discos de algodón humedecidos en agua tibia. Termina con un buen chorro de agua fría. No llenes el lavabo con agua para luego usarla sobre la cara o estarás lavándote con toda la suciedad que acabas de retirarte. Ultrabland sirve para todo tipo de pieles, y es una opción particularmente buena para las que son secas, sensibles o maduras, porque mezcla cera de abeja, aceite de almendra y agua de rosa, y limpia con suavidad sin retirar los aceites naturales de la piel.
Si usas protector solar o mucho maquillaje, Caroline recomienda una limpieza doble; repite los pasos que te acabamos de explicar una vez más. Esto te asegurará una piel perfectamente limpia antes de acostarte.

Limpieza profunda
Una mascarilla facial una vez a la semana puede mejorar notablemente las condiciones de tu piel, y además te da la excusa perfecta para tumbarte y relajarte mientras hace magia sobre tu cara.
Mask of Magnaminty te ayuda a limpiar, calmar y clarificar la piel gracias al absorbente aceite de caolín, miel antibacteriana y estimulante pipermint. ¿O por qué no alimentar tu cutis con una mascarilla fresca? Si tienes la piel seca, Oatifix está hecha con avena, plátanos y manteca de illipe para ayudarte a mantenerla hidratada.
Los estudios demuestran que los tratamientos faciales no sólo limpian la piel, sino que también estimulan la circulación, ayudan a tonificar y reafirman. Validación facial es un tratamiento facial de 60 minutos dedicado a masajear y limpiar todo tu rostro.
La desarrolladora del tratamiento de spa, Hannah-Rose Lammimam, explica que “limpiamos y equilibramos la piel usando masajes para estimular la renovación de células y la circulación.”
Así que ya ves que merece la pena incorporar una buena limpieza y un masaje en tu rutina diaria; tu piel te lo agradecerá.