Nos importa la frescura

Amanece en el puerto de Poole. Un marinero local, Pete Miles, navega su pequeño barco pesquero “Esperance” a través de las aguas de corriente rápida. Una vez llegado a su destino, recoge puñados de alga aserrada, agarrando con firmeza la parte superior de su follaje, agitándolo con delicadeza para liberarlo de cualquier fauna marina para llenar por completo dos sacos de redes.


Pete vuelve al puerto una hora después, carga los sacos en la parte trasera de su camioneta y conduce los 10 minutos que lo separan de la fábrica de Lush, donde nuestro personal trabaja desde las 6:00 de la mañana elaborando mascarillas frescas. A mediodía ya estarán de camino a las tiendas.

Cuanto más fresco sea el ingrediente más nutrientes conserva. Daniel Campbell, estrella de rock convertida a científico cosmetológico Lush (nuestro propio Brian Cox), explica que “la fruta recibe un flujo constante de energía del árbol. En el momento en el que se desprende de la rama, comienza a descomponerse. Cuanto antes la usemos, mayor nutrientes contendrá y mayores beneficios proporcionará a la piel.”

La frescura es el pilar de los productos Lush. No sólo te decimos hasta cuándo se mantendrán frescos, sino que también te indicamos cuándo se elaboraron, de esa forma conocerás con exactitud la frescura de cada cosmético. Siempre que nos es posible usamos ingredientes frescos y de temporada que obtenemos de forma ética para asegurarnos su procedencia.

Creemos que fresco es mejor; ¿qué piensas tú?