El futuro "al desnudo"

Este año, ¿por qué no deshacerte del exceso de equipaje? Dispones de un montón de maravillosas barras de masaje, bombas de baño, jabones (y más) sin ningún tipo de envase. Ahora son mejores para el medio ambiente, al tiempo que siguen siendo magníficamente eficaces para ti. 


De vuelta a la Tierra

Ir "al desnudo" es mucho mejor para salir al aire libre. Un solo bote negro pesa aproximadamente 14 g y, aunque un gran número se devuelve a nuestras tiendas mediante el esquema de reciclaje de botes negros, muchos otros no se devuelven y, probablemente, acaban en la basura. Al hacer el cambio a las mantecas corporales en formato sólido desde mayo de 2014 a junio de 2015, ayudaste a garantizar que hasta 1572 kg de envases no llegaran al vertedero. Durante el mismo periodo, la elección de las barras de champú en lugar de los botes también supuso que 15 millones de botes de champú nunca se fabricaran. Asimismo, cuando compras por Internet, tus productos se envuelven en envases sencillos fabricados con almidón de patata que reciben el nombre de Eco Flo, que pueden biodegradarse tanto en el agua como en la tierra. De hecho, pruebas realizadas por la Brunel University y la Universidad de Humberside (Reino Unido) eterminaron que Eco Flo es incluso mejor que las alternativas de poliestireno para conservar los productos seguros y protegidos contra impactos durante el transporte.

Lo mejor de la naturaleza

Si el producto no está envasado, su probabilidad de autoconservación aumenta. Los productos autoconservantes no necesitan multitud de conservantes para mantenerse frescos. Las bacterias precisan determinadas condiciones para crecer, incluida el agua. Los productos sólidos "al desnudo", como las mantecas corporales, se formulan con poca o nada de agua y, por lo tanto, son autoconservantes de manera innata. Además, contienen una gran cantidad de manteca de cacao orgánica obtenida mediante Comercio justo, que se mantiene sólida a temperatura ambiente, lo que dificulta la proliferación de las bacterias. Fantásticos y versátiles ingredientes como arcilla, calamina, caolín, miel y glicerina pueden añadirse sin alterar la forma sólida de los productos. El cofundador de Lush, Mark Constantine, afirma que: “Los envases son basura, y hemos tenido que soportar durante mucho tiempo cantidades excesivas de basura. Ahora que los verdaderos costes financieros y medioambientales comienzan a ser evidentes, los clientes están enfrentándose a fabricantes y tiendas para que cambie la tendencia. Empresas como la nuestra deben pensar de forma diferente y presentar a los clientes innovaciones que les permitan comprar productos verdaderamente al desnudo”. El 35 % de los productos de Lush se vende completamente sin envase... ¡Y estamos trabajando en el resto! 

Entre mayo y junio de 2015, el uso de mantecas corporales sin envase ha evitado 1572 kg de basura.