¡Adiós al huevo!, ¡Hola Garbanzo!

 

Si, has leído bien y déjanos decirte que no es que las gallinas hayan decidido irse cacareando de aquí sino que en Lush ya no queremos usar más huevos; por lo que decidimos montar una revolución en esta granja.

 

Lush es una empresa vegetariana, que además de asegurarse de que todos los ingredientes cumplan con ese criterio, se encarga también de evitar el uso de animales en el testado de productos. Lush ha evolucionado siendo fiel a esos valores, que defiende de forma firme. 

 

Siempre hemos creído que es posible mejorar en todas las áreas del negocio. Por eso, durante años hemos ido aumentando el uso de frutas y verduras orgánicas; la utilización de ingredientes de comercio justo, para que los productores puedan obtener un sueldo digno; y, en el Reino Unido, hemos subido el sueldo de los trabajadores de tienda. 

 

En Lush siempre hemos utilizado huevos de granja, pero durante mucho tiempo intentamos ir más allá, cambiando de proveedores y escogiendo criterios ecológicos que superaban los que rigen la cría en libertad. A lo largo de los años, el equipo de compras ha visitado muchas granjas avícolas al aire libre para ver a los animales y comprobar los estándares. Después de este proceso, la conclusión es clara: hay ciertos hechos de la producción de huevos que son difíciles de afrontar y casi imposibles de mostrar a los compradores de la empresa o a los consumidores de huevos por parte de la industria. Aunque visitemos a las gallinas y las veamos en libertad, comiendo y bebiendo alimentos orgánicos de buena calidad, hay cosas que no podemos registrar y grabar para mostrar a nuestros clientes. Por ejemplo, el proceso que hay antes de que esas gallinas lleguen a la granja orgánica. La eclosión de millones de huevos en los criaderos comerciales, la clasificación de los pollitos para encontrar a las hembras y enviarlas a las granjas y los pollitos machos que encuentran una muerte tan brutal que sería imposible de compartir. Ya no podemos utilizar este ingrediente con la conciencia tranquila porque es imposible ser transparentes con una verdad tan desgarradora. La realidad es que no podemos usar un ingrediente si no es posible grabar su producción de principio a fin, para compartirla con todas las personas que confían en Lush. Es así de sencillo.

 

La única solución que encontramos fue la de reformular nuestros productos para quitar los huevos de sus combinaciones. Hemos experimentado con muchos ingredientes durante todo este tiempo para asegurar que los productos sigan siendo igual de efectivos. El aquafaba, o agua de garbanzos, el tofu, el yogur de soja y el gluten de trigo son algunos de los últimos ingredientes en llegar a las nuevas fórmulas.

 

Por fin podemos decir que Lush es una empresa libre de huevos. Uno de los productos reformulados, el jabón de afeitado D’Fluff será vegano a partir de ahora, el resto son vegetarianos porque contienen miel o lanolina.