Lavanda: bajo el cielo de la provenza francesa

 

 

Julio en la provenza francesa, no te lo puedes perder. O al menos eso es lo que dicen.

 

Una gran cantidad de turistas visitan esta provenza cada año a respirar (y capturar una bonita imagen para Instagram) en los atractivos campos de lavanda.

 

Durante la temporada de junio y agosto los apicultores, buscando agrandar su producción de miel de lavanda, acercan sus colmenas a los campos de lavanda para que las abejas puedan darse un festín de lavanda.

 

La esencia calmante que emana los campos violeta es una gran ayuda cuando se trata de conciliar el sueño, esto hace famosa a la lavanda, sobre todo en productos cosméticos.

 

Desde barras de burbujas, jabones, shampoos y fragancia, estas dulces flores son amadas por sus habilidades para hacer de un baño un ritual relajante, auxiliar para el sueño y mejoramiento de la piel y el cuero cabelludo.


La lavandina es un híbrido natural creado a partir de la lavanda (lavendula angustifolia y lavendula latifolia). El aroma de la lavandina suele ser un poco mas picante y sus tallos suelen crecer más, casi hasta 58 centímetros más comparada con la lavanda que crece unos 28 centímetros aproximadamente. Además de cada tallo suelen brotar 3 flores a diferencia de la lavanda que solo brota una flor.

 

 

 

 

Lo que si tienen en común estas dos flores es una fuerte inclinación por la luz del sol. Logran sobrevivir en climas secos del mediterráneo con casi 4,000 hectáreas de lavanda y 17,000 hectáreas de lavandina plantada en tres principales zonas de Francia: Drome, Alpes de Haute Provence y Vancluse. En total, Francia produce alrededor de 1,200 toneladas de aceite de lavanda y lavandina cada año


Pueden parecer cifras altas, pero hay que saber que para producir 100 kilos de aceite de lavandina se requiere toda una hectárea y esto se hace menor cuando hablamos de aceite de lavanda, de una hectárea se producen únicamente 4 kilos de aceite.

Cada hectárea es importante para esta producción, te imaginarás lo importante que es su cuidado.

 

En Julio de 2016 Emilia y Jordan de control de calidad viajaron a la provenza francesa a explorar la fuente de Lush de los aceites esenciales de lavanda y lavandina.

Alejándose de la multitud pero estando mas cerca de las abejas, conocieron a un proveedor que había perfeccionado el crecimiento y métodos de destilación por más de 100 años.

 

La siembra de estos campos inicia a finales de marzo y abril cada año, cuando la helada termina. Y la destilación de el aceite inicia a finales de Julio y mediados de agosto.

 

Cada plantación es utilizada por al menos una década hasta que por 3 años dan tiempo a la tierra y sus nutrientes de regenerarse.

 

Muchas tradiciones como las fogatas de flor de lavanda, continúan como siempre lo han hecho, pero hoy en día, la cosecha se realiza por medio de máquinas.

 

Lo que antes consumía mucho tiempo, era un trabajo intensivo y un largo proceso se ha revolucionado, por lo que hoy en día se pueden obtener 500 toneladas de aceites de lavanda y lavandina de la mas alta calidad cada año. Algunas de estas exquisitas esencias van directamente a muchos de nuestros productos.

 

 

No necesitarás viajar hasta Francia este año, con  Deep SleepSleepyA French KissIckle Baby Bot, y muchos otros de nuestros productos con infusión de lavanda te harán sentirte en estos hermosos campos.