Tratamientos de aceite caliente

Repletos de fruta jugosa y rebosantes de aceites esenciales, los tratamientos calientes tienen todos los ingredientes necesarios para alegrarle el día a tu pelo. Hay cinco en total y usarlos es tan sencillo como preparar una taza de té.

Conseguir una melena suelta y brillante solo te va a llevar 20 minutos y lo mejor de todo es que no tienes ni que salir de casa (¡si! Eso incluye zapatillas y pijama). Todo gracias a los nuevos tratamientos de aceites esenciales que llegan al rescate de las melenas castigadas.

¡Y tú con esos pelos!

Estos tratamientos, que recuerdan a las cucharas de chocolate caliente belga, son perfectos para esas noches en las que prefieres quedarte en casa y mimarte un poco. Hay cinco en total, desde Damaged, que calma la sed de hidratación de cualquier melena, hasta Yuge, que aporta un increíble volumen. Tú eliges qué cantidad de agua añades a cada uno, son flexibles y se adaptan a las necesidades de cada cabello. ¡Conseguir el efecto que buscas nunca ha sido tan sencillo!

A diferencia de otros tratamientos, estos aceites están diseñados para que los uses antes de lavar el pelo. “Cuando aplicas los tratamientos en seco, sin diluir, sus aceites esenciales y frutas frescas penetran mucho mejor en cada mechón”, explica Daniel Campbell, inventor de productos y científico especializado en cosmética. Estos aceites están hechos de hierbas y plantas que, cuando se mezclan con el agua, crean una infusión que realza la belleza natural de la melena.  

Por si esas fueran pocas virtudes, los tratamientos de aceite caliente son también ecológicos, ya que están totalmente libres de envases. “Pensamos en cómo podíamos prescindir de envoltorios innecesarios y añadir al producto un modo de uso que fuese universal, como los iconos que incluye, que traspasan cualquier barrera del idioma. Estos iconos los imprimimos de forma digital sobre el palo de madera. Así, las instrucciones quedan claras y nos libramos de embalajes”, cuenta Kristie Maclean, diseñadora de marca de Lush.

Puede que con estos tratamientos descubras el secreto para que todos los días se conviertan en ese día concreto en que tu pelo es una maravilla. Lo cierto es que, como las personas, el pelo también tiene días buenos y días malos. Vamos a ponérselo un poco más fácil.

¿Lo sientes frágil?

Es importante mimar el pelo con ingredientes naturales como los aceites de oliva, aguacate y almendra, que cubren cada mechón del cabello, lo protegen y dan fuerza gracias a sus proteínas y vitaminas.

Un tratamiento reparador, como Damaged, es perfecto en esas ocasiones en las que tu melena necesita un cuidado extra. Su fórmula fortifica y mejora la elasticidad del pelo. El aceite de oliva, en especial, impide que el cabello se siga dañando y la sal, por su parte, confiere a la fórmula un increíble poder voluminizador, además de hacer el cabello más manejable.

Lo mejor es que puedes adaptar el tratamiento a las necesidades de tu pelo, haciéndolo más o menos consistente. Campbell explica que lo mejor de Damaged es que puedes hacerlo más ligero o concentrado. “Aunque tenga aceites de almendra, aguacate y oliva, puedes diluirlo como mejor te parezca”, añade el inventor. Para el pelo fino es mejor una consistencia más ligera y para cabellos gruesos es preferible aplicar los tratamientos con una consistencia más densa porque deben hacer un esfuerzo mayor en absorber la hidratación. En resumen, Damaged es ideal si quieres conseguir un pelo suave y con volumen.

Un pelazo de cine

Cuando quieras conseguir un pelo de cine, confía en Marilyn, un tratamiento capaz de iluminar cada mechón del cabello para darle un brillo deslumbrante.

La camomila cortada y seca crea una infusión calmante que devuelve el color a los cabellos más apagados. Por su parte, la semilla de lino en polvo se transforma en un acondicionador libre de aceites cuando entra en contacto con el agua.

Los efectos del tratamiento se potencian por sus nuevos ingredientes, que incluyen plantas secas en vez de en polvo. “Hemos puesto la misma cantidad de hierbas que había en el tratamiento Marilyn anterior, el que era líquido, y las hemos machacado con fuerza en un molinillo de café. De esta forma, las plantas conservan todos sus nutrientes y su microflora permanece intacta. Al mezclarlas con el agua, las plantas recuperan la hidratación y resultan en una infusión magnífica para el pelo. El azufre, las semillas de lino y la camomila son los perfectos aliados del cabello dorado como el sol”, aclara Daniel.

El zumo de limón, fresco y orgánico, pone la guinda a una mezcla perfecta. Este efectivo ingrediente hace que el pelo brille con fuerza, al reflejar más luz. Marilyn también tiene soja que da fuerza a los cabellos finos gracias a sus proteínas. ¡Ah! Y no olvides que este tratamiento no es solo para rubios.

La receta del médico

Imagina que atraviesas la pesada puerta de madera de una botica antigua. Detrás del mostrador, un hombre con barba saca de entre las polvorientas botellas una fórmula para el cuello cabelludo y luego desaparece en una nube de humo. Bueno, puede que esta imagen sea un poco fantasiosa, pero The Hair Doctor no lo es. Un tratamiento repleto de exquisitos ingredientes naturales que ayudan a calmar el cuero cabelludo.

El musgo de Irlanda forma un acondicionador en forma de gel que recubre el pelo. Mientras, el romero equilibra el cuero cabelludo y el pippermint ayuda a estimular los folículos pilosos. “La menta estimula el flujo sanguíneo del cuero cabelludo y consigue llevar más nutrientes a los folículos del cabello. Esto, además, puede calmar el cuero cabelludo, favorecer el crecimiento del pelo y reducir su caída”, detalla la formadora Aleksandra Herbich.

La arcilla fullers limpia de forma efectiva el pelo y el cuero cabelludo; la cebada tiene un efecto probiótico que favorece el crecimiento de “bacterias buenas” y ayuda a calmar irritaciones; la lanolina nutre y el aceite de coco hidrata; por su parte, la soja, cargada de proteínas, calma el cabello y aporta suavidad a cada mechón, mientras que la henna roja le proporciona brillo. Recuerda que la salud del pelo empieza por la raíz.

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad

La verdad es que Yuge, repleto de pippermint, proporciona al cabello todo el volumen que necesita. La abundancia (de pelo, claro) no es tan difícil de conseguir y para dar vidilla a un pelo fino solo hacen falta aceites esenciales y hierbas frescas.

El sirope de ágave da cuerpo a la cutícula del cabello, haciendo que parezca más densa. El aceite de jojoba, que no aporta peso, se encarga de equilibrar la producción de sebo para asegurarse de que los mechones del pelo queden sueltos. El pippermint seco crea una estimulante infusión para el cuero cabelludo cuando entra en contacto con el agua, estimulando los folículos para favorecer el crecimiento del cabello. Por último, una buena cantidad de sal marina, rica en minerales, se asegura de dar volumen al pelo, elevando las cutículas.

Siéntete como nuevo

New es un aromático tratamiento de aceite caliente con un amaderado olor a hierbas. Uno de sus ingredientes principales es el aceite de hoja de canela, una planta antibacteriana y antimicrobiana que estimula la circulación del cuero cabelludo, aumentando el flujo sanguíneo. Este proceso favorece el ciclo de crecimiento del pelo.

Además de canela, New también tiene infusión de ortiga y pippermint, que elimina el exceso de grasa y da brillo al cabello; aceite de laurel para refrescar las raíces; romero que alivia el cuero cabelludo con problemas; aceite de clavo para acondicionar y reducir la caída del pelo y jojoba, que aporta una buena dosis de hidratación. Recuerda que para conseguir un cabello sano hay que empezar por la raíz.

Ahora ya tienes en tu poder toda la información que necesitas, encuentra el tratamiento perfecto para tu pelo. Además estos aceites son facilísimos de usar, descubre todos los detalles aquí.