¿Alguna vez te has dado cuenta de la incomodidad que supone llevar todos esos productos líquidos en la maleta?

En ocasiones, hay que dejar fuera del equipaje productos que nos gustaría utilizar durante las vacaciones. Algunas veces, incluso, hay que tirarlos a la basura porque no han pasado el control del aeropuerto. Y, en otros muchos casos, hay que esperar más de la cuenta en una cola interminable a que alguien meta en bolsas sus productos líquidos.

Lo cierto es que hay una manera de llevar en la maleta todos los productos que quieras. Sin problemas. Sin tener que decidir entre un producto u otro. ¡Te los puedes llevar todos! Y no solo en el avión, también en un viaje por carretera o unas vacaciones en un campamento, donde lo importante es que la mochila sea ligera.

La solución es más sencilla de lo que piensas y, además, es una opción de lo más ecológica. Solo tienes que echar un vistazo a nuestros productos sólidos para disfrutar de tus vacaciones sin una sola preocupación.

Fresquito, fresquito

Lo más importante es oler bien, ¿verdad? No hay problema, en eso podemos ayudarte. Tanto los jabones y los desodorantes, como las toothy tabs y los enjuagues bucales en pastillas te ayudarán a mantenerte fresco. Además, los perfumes sólidos añaden un toque extra de frescura a lo largo del día.

Por la cara

No hay necesidad de descuidar la piel de la cara durante las vacaciones. La limpiadora Fresh Farmacy ayuda a mantener el rostro limpio y el serum facial Full Of grace regenera e hidrata, dejando una sensación ligera.

Pelazo de verano

Uno de nuestros grandes orgullos fue la creación de nuestros shampoos sólidos. Hay uno para cada necesidad y, siendo que cada barra dura hasta 100 lavadas ¡no importa si te vas una semana o doce! Una barra es suficiente. y ¿qué crees? También tenemos acondicionadores sólidos ¡no hay excusas!

Una piel suave y protegida

Para conseguir una piel de ensueño no es necesario invertir mucho tiempo. Los exfoliantes corporales y protectores solares hacen el trabajo mucho más sencillo

¡Y todo listo para despegar!

Artículo de: Annabelle Letten