Económicos, desnudos y autoconservantes, ¡no nos pueden gustar más! 

Pequeños y redonditos, son ideales para viajar. Estos ligeros y duraderos shampoos son fáciles de llevar a todas partes y con ellos, no tendrás problemas en el aeropuerto. Con una sola pastilla puedes dar la vuelta al mundo en 80 lavadas; pero, ¿por qué esperar hasta tus próximas vacaciones?  

Botellas vs. Shampoo sólido

Estos shampoos, repletos de ingredientes naturales y aceites esenciales, concentran tres botellas de 250g de shampoo líquido. Cada pastilla dura entre 80 y 100 lavadas (dependiendo del grosor, longitud y largo del cabello), pero son mucho más ligeras que un bote de shampoo convencional.

Y esos no son los únicos beneficios. La huella de carbono se reduce de forma drástica con los productos sólidos. Lo que significa que un camión lleno de pastillas de champú sólido equivale a los mismos lavados que 15 camiones de producto líquido. 

¿Cómo se usan?

  1. Moja tu cabello
  2. Desliza la pastilla varias veces por el cabello o trabájala en las manos para crear espuma.
  3. Masajea suavemente la raíz y el cabello, como lo harías con un shampoo líquido.
  4. Acláralo y, si tu cabello requiere un cuidado extra, utiliza un acondicionador o mascarilla. 
  5. Deja la pastilla al aire libre para que se seque y ya estará lista para el siguiente uso.

¡Eso es todo! ¿Por qué no los pruebas y nos das tu opinión?

Estos shampoos, repletos de ingredientes naturales y aceites esenciales, concentran tres botellas de 250g de shampoo líquido.