La producción de aceite de palma está acabando con bosques milenarios, poniendo en peligro la vida salvaje y destruyendo comunidades enteras, y por eso no lo usamos en nuestras bases de jabón desde 2008...

¿Sabías que es posible ayudar a salvar especies en vías de extinción, como el tigre de Sumatra? Para ello, basta con elegir un jabón, champú o detergente para lavadora que no contenga aceite de palma. Estos productos, así como muchos otros artículos de consumo (desde maquillaje a comidas precocinadas) contienen aceite de palma, cuya fabricación está provocando el caos medioambiental en algunos de los bosques más bellos del mundo y poniendo en peligro las vidas de especies y pueblos indígenas en peligro.

¿Qué es el aceite de palma?

El aceite de palma y el aceite de palmiste son aceites vegetales que se obtienen del fruto de la palma africana. El aceite de palma (que representó el 40 % de la producción de aceite vegetal del mundo en 2012-13) y sus derivados se utilizan en una gran variedad de productos de belleza, alimentos (cereales, comidas preparadas y margarina) y en artículos domésticos de uso diario (desde velas a productos de limpieza). A menudo, se describe con el nombre "aceite vegetal", esto evita saber con certeza si se ha adquirido un artículo con aceite de palma o no. El aceite de palma también se ha comenzado a utilizar recientemente en la producción de biocombustible.

La producción de aceite de palma presenta un problema sencillo, de efectos catastróficos. La producción de aceite de palma ha provocado la destrucción de bosques tropicales para dar cabida a plantaciones de palma africana. Estos bosques han sido el hábitat natural de tribus antiquísimas y numerosos animales salvajes durante miles de años; las plantaciones de aceite de palma desplazan y destruyen a la fauna salvaje y las comunidades indígenas. La caza ilegal de animales para dar paso a las plantaciones y la violación de los derechos humanos hacen que sea difícil lavarse las manos con jabón fabricado a partir de este "conflictivo"·aceite de palma.

Chis Tille es director de Agricultura sostenible de Reforestar Localmente, una organización que trabaja desde hace 25 años para demostrar cómo las granjas tropicales, incluidas las plantaciones de aceite de palma, se pueden gestionar mediante métodos que minimicen el impacto medioambiental y maximicen los beneficios sociales y económicos. Según Tille: "La sustitución del bosque tropical (el ecosistema con mayor diversidad biológica del planeta, donde vive la mitad de la fauna y la flora mundiales) por áreas de monocultivo intensivo, como la palmera africana, conlleva un coste medioambiental extraordinario.

"Las comunidades locales son desplazadas de sus tierras ancestrales y se les pide que reemplacen su cultura de recolección y caza por una nueva vida como agricultores de aceite de palma para grandes empresas. La fauna salvaje también se ve afectada, debido a la imposibilidad de habitar en la plantación. La impresionante expansión del aceite de palma ya está amenazando a las especies en vías de extinción".

Las estadísticas son alarmantes. "La mayoría de las explotaciones de aceite de palma se encuentran en Malasia e Indonesia; estos países producen el 80 % del aceite de palma mundial", afirma Tille. "Indonesia pierde un millón de hectáreas de bosque tropical al año, principalmente a causa de la explotación forestal y la extracción de aceite de palma. Aunque Indonesia ocupa tan solo el uno por ciento de la superficie terrestre, contiene el 10 % de las especies vegetales, el 12 % de los mamíferos y el 17 % de los pájaros. De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, si continúa el ritmo actual de de forestación en Indonesia (causada principalmente por el aceite de palma) el 98 % de los bosques del país desaparecerán en 2022".

La explotación ha sido especialmente intensiva en Sumatra, una isla de Indonesia occidental. Los tigres de Sumatra son una especie en vías de extinción y las poblaciones de orangutanes de Sumatra y Borneo se han desplomado. En 1900, 315 000 orangutanes habitaban en la selva, ahora solo quedan 50 000. Según los expertos, la especie podría desaparecer al cabo de 12 años si la de forestación no se detiene.

Estos no son los únicos problemas. La producción en masa de aceite de palma también supone un riesgo para los agricultores locales, al obligares a competir por agua y otros recursos naturales básicos; el Departamento de Trabajo estadounidense cita al aceite de palma como un producto cuya obtención está asociada a la explotación infantil. Además, las emisiones de carbono anuales debidas exclusivamente a la de forestación en Indonesia (en buena parte a causa de la expansión de las plantaciones de aceite de palma) superan en la actualidad las emisiones combinadas de todos los automóviles, camiones, aviones y barcos de América.

Las bases de los jabones gourmet de Lush no contienen aceite de palma

Abordar el problema del uso del aceite de palma en la industria cosmética constituye una enorme tarea; la eliminación de los productos con aceite de palma de las bases de nuestro jabón gourmet ha sido un paso importante a la hora de erradicar su uso en todos nuestros productos.

En un principio, la base de jabón sin aceite de palma de Lush se elaboró mediante una fórmula universal que contenía una mezcla de aceite de colza y aceite de coco. Desde entonces hemos iniciado una nueva etapa, durante la que desarrollamos una base propia libre al 100 % de aceite de palma, elaborada a partir de aceite de girasol, manteca de cacao orgánica FUNDOPO de comercio justo, aceite de coco extra virgen y germen de trigo. En la actualidad, esta base se utiliza en la colección de jabones gourmet reformulados, lanzada en Internet en 2017. La experimentación con bases propias nos ofrece un mayor control creativo sobre el proceso de producción del jabón, además de una transparencia y trazabilidad completas de los ingredientes utilizados. 

En Lush nunca usamos aceite de palma como único ingrediente en ninguno de nuestros productos, y no pagamos a ningún proveedor que utilice este aceite conscientemente.

Cómo se pueden reducir los efectos medioambientales del aceite de palma

Para reducir el uso del aceite de palma, evita los productos que lo contienen, o elije productos con aceite de palma cultivado de forma sostenible y sin conflictos. Comprueba los ingredientes de la parte posterior del envase, y recuerda que el aceite de palma puede recibir otros nombres, como aceite vegetal, aceite de palmiste, ácido palmítico y Glyceryl Stearate.

La reducción del uso del aceite de palma puede ser extremadamente beneficiosa (desde la conservación de los hábitats naturales de especies poco comunes, a la protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas). Sin embargo, el mayor beneficio quizá sea el siguiente mensaje para todos los que se benefician de la industria del aceite de palma: la destrucción de los bosques tropicales y sus habitantes debe parar. 

"Las comunidades locales son desplazadas de sus tierras ancestrales y se les pide que reemplacen su cultura de recolección y caza por una nueva vida como agricultores de aceite de palma para grandes empresas".