Dulce Miel de Zambia

La miel en nuestro dulce shampoo Fairly Traded Honey nutre el cabello y le da brillo. Pero ese no es el final de la historia. Con apicultura extrema y colmenas artesanales, la historia comienza en Zambia.

Descalzo y sin guantes o ropa de protección, el apicultor zambiano Gibson está escalando un árbol alto para llegar a la tradicional colmena que cuelga en la parte superior. Sorprendentemente, se ve completamente a gusto. Después de retirar la colmena -un cilindro hueco hecho de corteza de árbol- baja cuidadosamente hasta el suelo y gentilmente abre un extremo para después quitar un gran pedazo de panal, todavía cubierto con las diminutas abejas.

Gibson es uno de los cientos de apicultores zambianos que recolectan la miel que usamos para hacer nuestro shampoo Fairly Traded Honey. El equipo de compras de Lush fue a Zambia para experimentar la apicultura tradicional en acción y ver cómo la gente local trabaja. "Gibson estaba completamente en sintonía con las abejas", dice el experto en abejas de Lush, Richard. "Él no las posee ni las controla, sino que actúa como un mayordomo y protege el ambiente en el que las abejas viven".

Para muchos agricultores de la provincia noroccidental de Zambia, la apicultura es una fuente adicional y vital de ingresos y los bosques verdes de Zambia cubren un sesenta por ciento del país, proporcionando el hábitat perfecto para las abejas silvestres. Hemos estado comprando miel de comercio justo de esta área desde julio de 2012, usando cuarenta toneladas hasta la fecha. Para nosotros, la miel es el ingrediente perfecto para usar en el cabello. Es un humectante natural - lo que significa que atrae y retiene la humedad -, y también proporciona un brillo increíble.

La miel está libre de pesticidas y herbicidas, ya que las abejas que la hacen recolectan néctar de bosques rurales y no cultivados. Es de una excelente calidad y tiene un aroma característico, rico y ahumado. Los agricultores reciben un precio justo por su miel y apoyan una cadena de suministro ambientalmente estable que les permite producir miel para Lush, mientras conservan lo suficiente para vender a su propio mercado interno.

Además de aprender cómo el panal se extrae de las colmenas, el equipo de compras fue capaz de ver las colmenas tradicionales que se están construyendo - una muestra de extraordinaria habilidad y artesanía que se transmite de generación en generación. Un árbol normalmente puede tener alrededor de quince a veinte colmenas de corteza, cada uno de los cuales se puede utilizar durante aproximadamente diez años, por lo que hay un impacto medioambiental mínimo. En Zambia, el equipo también tuvo la oportunidad de reunirse con la apicultora Ruthie, una viuda para quien la apicultura ha proporcionado los medios para que sus seis hijos asistan al escuela e incluso para construir su propia casa.

Al visitar a los apicultores y comprar directamente de ellos, podemos asegurar que la miel se comercializa justamente y que los apicultores obtener un precio garantizado.

El perfume en nuestro shampoo Fairly Traded Honey está lleno del poder de las flores, inspirándose en los bosques y la flora que rodean el río Kabompo. El olor dulce y fuerte de la miel se ha equilibrado con delicados aceites esenciales de geranio y bergamota. Este shampoo no necesita conservadores añadidos ya que cada botella se compone de cincuenta por ciento de miel, que actúa como un conservante natural.

Únete a la conversación #LushBuying